martes, 26 de enero de 2010

Al que madruga...




Hoy me he levantado a las 4:00, me he preparado una café con leche, y he bajado a la calle rumbo al parquecito que os conté ayer. Después de estirar un poco, y habiendo cargado el GPS comencé con el entrenamiento. He rodado cómodo hasta el km5, ahí ya tenía ganas de irme para casa, pero he seguido y he rodado 4 km más, al final 9 para 1 hora 15 minutos.
Todavía tengo que adaptarme a esto de entrenar tan temprano, ya que estoy acostumbrado al mediodía que es el intervalo horario donde me encuentro más suelto. Bueno un saludo.

video

6 comentarios:

  1. Tienes muchisimo mérito. Yo tambien corro por las mañanas y me siento muy identificado contigo. Hace 3 años pesaba cerca de 130 Kg (mido 1'84) y dije ¡basta!. No volví a comer ningún dulce (eran mi perdición) desde entonces. Pocos meses después empecé a correr, y aquí sigo... preparando mi primera Maratón. Ahora peso menos de 70 Kg y complemento las carreras con el Yoga.

    Se que puedes conseguirlo, y te doy todos mis ánimos.

    ResponderEliminar
  2. Sergio, vaya madrugón! Yo a veces intento levantarme a las 6 pero nunca lo consigo. Y luego tengo que salir a entrenar a las 9 o las 10 de la noche.
    Animo, continúa asi.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco estoy por la labor de madrugar,tambien suelo entrenar a partir d las tres de la tarde tanto en invierno como en verano,por eso en las pruebas que hay que darse esos madrugones lo paso tan mal.

    ResponderEliminar
  4. Yo pensaba que era el madrugador del grupo, por el tema del calor los fondos en Panamá bien temprano, pero ya veo que tengo un competidor. Tremenda fuerza de voluntad Sergio.

    Un abrazo y que sepas que estamos contigo,
    FER

    ResponderEliminar
  5. Sergio ,yo tambien madrugo,no tanto pero me voy al trabajo corriendo y despues del trabajo sigo corriendo,es la unica manera de conciliar deporte con vida familiar.Sigue así eres toda una referencia.Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Sergio, he visto tu blog a través de otro blog amigo. Te seguiré desde la isla de enfrente. Me asombra tu dedicación. Se puede progresar fácilmente, lo verás. Un saludo

    ResponderEliminar