miércoles, 24 de febrero de 2010

Y llegó la recuperación





Hoy me he levantado a las 4:30, tras equiparme convenientemente, he bajado a la calle para proceder con el entreno de hoy. La verdad que he amanecido mucho mejor que ayer, sin ninguna molestia estomacal, y físicamente mucho más repuesto, pero sobre todo hambriento.
Como os conté ayer a partir de hoy pensaba en partir mis entrenos, pero me he dado cuenta que igual estaba siendo demasiado ambicioso, ya que puntualmente podría someter mi cuerpo a esos doblajes, pero a la larga puede que no me reportara los beneficios que tanto yo ansió, sino más bien lo contrario. Así que he optado por reducir los km matutinos, pero aumentando el ritmo de rodaje, intentando bajar de 7 minutos por km, y rodando como mínimo 8km. Sin descartar algún día en función de mis sensaciones realizar algún doblaje como el de ayer. Al fin al cabo se trata de disfrutar, y con la idea que plasmé ayer, posiblemente estaría sacrificando el disfrute por el entrenamiento metódico, que a la larga terminaría por desanimarme al tener que cumplir con un programa y ver que se me hace imposible, como consecuencia de mis limitaciones físicas.
A las 5:00 comencé con el rodaje de hoy a un ritmo más exigente del habitual para este tipo de rodajes, mentalmente el hecho de saber que solo voy a rodar 8km me hace inconscientemente acelerar mi zancada. Normalmente suelo rodar entre 7 y 8 minutos el km, pero de esta manera me permito el lujo de bajar de 7, creo que de esta manera tanto mi motor como mis piernas, deben de fortalecerse con mayor rapidez, y por tanto facilitando la mejora de mi rendimiento en carrera. Mi objetivo es mejorar mis ritmos para poder meter más km en el mismo intervalo de tiempo.
Al final sin sufrimiento 8 km en 55 minutos largos, a una media de 6 min 51 seg por km.

Bueno mañana será otro día, aprovecho para despedirme, un saludo a todos.

video

6 comentarios:

  1. Buen ritmo, tú estás mejor de lo que crees. Me parece prudente que bajes un poco el ritmo de doblajes, salidas largas, etc, que si te machacas, puede ser peor el remedio que la enfermedad. Y tú eres una fuente de motivación para muchos de nosotros.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. pero ¿dónde vas alma cándida? yo creo que has hecho bien replanteándote eso de doblar. A ver si el que va a acabar "doblao" vas a ser tú.

    Muy bien esos ritmos.

    ResponderEliminar
  3. Pues muy bien Sergio, creo que cada uno es como es y le gusta el running de una forma diferente.
    Lo mejor es ir probando hasta que das con lo que te conviene y lo mas importante como dices disfrutar y que no se convierta en un trabajo.
    A mi por ejemplo que no soy ningun buen ejemplo con el running, me gusta salir a correr por correr,es cierto que cara a un maraton como es mi caso te ves obligado a hacer unos kms minimos...pero aun asi soy muy anarquico y hago lo que quiero.Ese es mi punto de disfrutar.Podria mejorar....si, seguro, pero a costa de disciplinarme mas y ahi ya no me gusta...por eso cada loco con lo suyo..
    Un abraSote amigo Sergio !

    ResponderEliminar
  4. Doblar los entrenos no me parece una buena solución; de lo que se trata es de ir acumulando kilómetros y de tanto en tanto meter algún entreno de calidad, como cambios de ritmo o cuestas; de todas maneras, creo que ya te lo he escrito en alguna ocasión, tienes lo más importante, y no es sólo una manera de hablar, tienes constancia, regularidad y mucha voluntad; todo eso es fundamental; los resultados en este deporte son lentos y se hacen esperar; crero sinceramente que si continúas con esa filosofía que te caracteriza a la larga conseguirás una buena forma física que te permitirá correr más distancia en menos tiemnpo y con menos cansancio; un abrazo, amigo; te sigo leyendo.

    ResponderEliminar
  5. Sergio, soy el menos indicado de todos para dar consejos sobre entrenamientos porque no cumplo casi nada de lo que se entiende como buenas prácticas, pero si tengo claro que lo que hago es lo mejor para alcanzar lo que quiero. Lo de doblar no suena muy ben, vigílatelo y busca crear un buen fondo antes de pensar el correr más rápido, tranquilo que con el tiempo una cosa te llevará a la otra. En esto hay que tener claro que lso cambios son muy lentos.
    Mucho ánimo y a seguir poniendo las calles.

    ResponderEliminar
  6. Ningún extremo es bueno, ni la falta ni el exceso de entrenamiento. Y el exceso, te puede llevar a una lesión. Bien pensado el no doblar, salvo excepciones que te lo pida el cuerpo.
    Estoy de acuerdo con Manuel, para mejorar ritmos, se debe variar los entrenos, intercalando días de cambios, cuestas, series, rodajes cortos y largos,... Cada uno tiene sus peculiaridades. Ánimo y adelante, madrugador!

    Un saludo.

    ResponderEliminar